lunes, 16 de mayo de 2011

LOS PREMIOS Y TIPOS DE PREMIOS:

¿QUÉ SON LOS PREMIOS?

Existen varias acepciones sobre qué son los premios y, por ende, mucha confusión en cuanto a si se los está utilizando en determinada situación o no. Es por esto que para el presente trabajo consideraremos a los premios como todos y cada uno de los estímulos que se utilizan y aplican para aumentar conductas en los niños.[1] Es decir todos los estímulos que se presenten a los niños al realizar u observar en ellos la actitud o conducta deseada.
 Partiendo de esta definición, podemos darle a los premios varias características dentro del proceso educativo y la etapa inicial. La principal es que los premios condicionan al niño para que se haga algo, quitándole a la conducta el significado educativo y convirtiéndolo en una variante de soborno. El uso de premios se basa en la obtención de un objeto y privilegio, por lo que suele suceder que no se repita una conducta por el hecho de no existir un premio.
Así, podemos decir que premiar en cualquier etapa del proceso educativo, establece que “una determinada acción no tenga valor por sí misma; sino que el premio se vuelva más importante que la propia conducta premiada”[2]. En otras palabras, los premios se vuelven lo más importante en el proceso educativo, quitándole el valor que tiene el aprendizaje en éste.

2.1.2.   TIPOS DE PREMIOS.

Los premios también son llamados reforzadores, los mismos que pueden considerarse agradables, que gustan y que aparecen cuando nuestra conducta o actitud es la correcta o deseada[3]. Es por esto que una de las clasificaciones que existe de los premios es la de premios positivos y premios negativos; los mismos que dependen de lo que dan o eliminan para alcanzar una conducta o actitud.

 Así, los premios o reforzadores positivos “consisten en dar algo agradable al niño por haber realizado o alcanzado una conducta o actitud determinada y deseada”[4], por ejemplo, entregarle un caramelo a un niño que ha terminado de recoger sus juguetes. Con respecto a los premios o reforzadores negativos, son aquellos que “eliminarán algo desagradable como consecuencia de haber realizado y alcanzado una acción o conducta deseada”[5]; así como es el no hacer deberes en verano por haber aprobado el curso.



[2] http://www.escuelaparapadres.com Los niños de hoy necesitan padres de hoy. TEMPORADA 1. Programa 4. Los peligros del uso de premios y castigos. 2009. En la Web: http://www.youtube.com/watch?v=7QAUFD56qK8 FECHA: 2011-04-28.
[5] ÍBIDEM.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada